LOS NIÑOS Y LA POESÍA.

martes, 30 de enero de 2018

Los niños y la Poesía.


Si preguntamos a un grupo de personas qué piensan sobre la poesía, la mayoría contestará que nunca leen libros de poesía; se trata de una disciplina que queda muy alejada de su vida cotidiana, o incluso algunos declararán no entenderla.
¿Cómo es posible que una gran parte de adultos tengan poca o ninguna relación con una actividad que fue tan cercana en su infancia? Todos aprendimos de pequeños algún poema, algunos versos que nos divertían especialmente y hacían las delicias de nuestros mayores.
Con el paso a la edad adulta, bien sea por las exigencias del estudio obligado, o por un enfoque educativo erróneo, salvo para una minoría, la poesía se fue identificando con un mero concepto abstracto carente de atractivo; aquéllas experiencias negativas acumuladas consiguieron que, en la mente, la poesía se haya identificado casi en exclusiva con las altas esferas culturales.

La poesía y el ritmo.


Y sin embargo la poesía es un lenguaje profundamente afín a los niños. A ellos les entusiasman actividades como bailar, cantar y todas aquéllas que tengan que ver naturalmente con el ritmo. La poesía, con o sin rima, es una de ellas.
Es una pena que la relación entre los niños y la poesía se olvide con el tiempo. Muchos nos hemos reconciliado con ella al cabo de los años, mediante un esfuerzo consciente para quitarle esa costra dura y rígida que adquirió no sabemos muy bien en qué momento.
Es un hecho que los niños son capaces de emocionarse con la poesía, y ello tiene un enorme potencial que sería fantástico aprovechar. ¿Cómo? Facilitándoles todas las experiencias agradables posibles con esta actividad. La poesía es divertida, conmovedora, abierta y liberadora, pero es que además tiene otros muchos beneficios para el desarrollo de la mente infantil:

Beneficios de la poesía para los niños.


Desarrollo del lenguaje. La lectura de poesía es una actividad ideal que contribuye al desarrollo del lenguaje y las habilidades lingüísticas en los niños. Les permite trabajar con estructuras de oraciones y adquirir vocabulario de forma amena y natural.
Desarrollo de la escritura. Un niño que lee poesía mejora su escritura, el sentido del ritmo y la expresión oral.
Pensamiento crítico. La comprensión de un poema requiere cierto análisis que contribuye al buen desarrollo del pensamiento crítico, valiosa habilidad que definirá su forma de comprender, relacionarse y estar en el mundo

Cómo mantener la relación entre los niños y la poesía.


Es una pena dejar que la relación entre los niños y la poesía se pierda con el tiempo. Ayuda a tu hijo a identificar los poemas que le gustan y a disfrutarlos. Sus preferencias evolucionarán con el tiempo.
La poesía es una herramienta muy valiosa para la educación de un niño; está en nuestras manos ponerla a su disposición, hacerla agradable y divertida mediante experiencias positivas que le beneficiarán durante toda la vida.

Estrellas en el cielo, un libro ilustrado de poesía infantil.


Estrellas en el cielo es un libro ilustrado de poesía infantil pensado para primeros lectores, entre 5 y 9 años. Sus poemas cortos, escritos en un lenguaje claro y sencillo van acompañados de delicadas ilustraciones a dos tintas, diseñadas deliberadamente con el objeto de no distraer del texto, sino de reforzar las imágenes literarias sobre el mundo de la noche.
De este modo los niños tienen la oportunidad de abrir su percepción al ritmo y a la estética de la poesía, mientras adquieren una nueva experiencia que les permite afrontar de manera creativa el temor a la oscuridad.

Por Begoña Eguía, blogger y autora, junto a Patricia de Cos, del libro ilustrado de poesía infantil Estrellas en el cielo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario